CategoriesRostros Cebada StoreStation

Roberto y su apuesta por la schorle con un toque mexicano

Emprendedores hay de muchos tipos. Está el que simplemente se lanza a la aventura sin pensar mucho en su idea de negocio y lo que conlleva hacerla realidad; el que recibe algo de asesoría, pide un financiamiento y va para adelante; el que se prepara un poco más, pero deja algunos de los elementos de su negocio para resolver o desarrollar sobre la marcha…

Roberto Gavaldón García Loaeza, fundador de la marca de schorle mexicana Félix, es de los emprendedores que decidió desarrollar cuidadosamente su idea antes de salir al mercado. Él no dejó nada al “ahí vamos viendo” porque estaba decidido a darle al consumidor un producto que, no solamente tuviera una bonita imagen, sino que también fuera delicioso y de calidad.

Él comenzó a desarrollar Félix en 2016, pero fue hasta 2018 que las primeras botellas de schorle estuvieron listas para llegar al paladar mexicano. Los aprendizajes y retos que Roberto ha vivido en este camino del emprendedor han sido varios; pero hasta ahora, ninguno lo ha movido de alcanzar su objetivo: hacer que Félix se convierta en una bebida que mucha más gente consuma, que se vuelva más comercial; algo que podría beneficiar a la salud de la población del país, pues a diferencia de los refrescos, las schorlen (plural de este sustantivo) no tienen azúcar añadida.

Alemania y su bebida típica

Al decir “bebida típica de Alemania”, lo más seguro es que lo primero que venga a la mente de la mayoría será la cerveza; sin embargo, para Roberto, que vivió durante 9 años en el país teutón (hizo sus estudios de primaria y secundaria), lo que acudirá a su mente es la schorle, una bebida típica alemana que se logra mezclando jugo de fruta natural con agua mineral gasificada.

Sobre su idea de crear Félix, comenta que, más allá de ser saludable, lo que lo motivó a crear la versión mexicana de esta bebida fue el gusto y cariño que le tomó.

“No tiene azúcar añadida. El sabor viene únicamente de la fruta, eso hace que sea muy refrescante, más nutritiva, más saludable. Pero a mí lo que me encanta es el sabor, porque a mí no me gustan las cosas tan dulces como el refresco tradicional. Así que dije: en México no hay schorle, yo haré mi propio schorle. Así nació la idea, digamos que de mi propio antojo”, explica.

Pero antes de que las coloridas botellas de Félix llegaran a los refris de los distribuidores, Roberto terminó su preparatoria en EUA, estudió Finanzas y realizó una maestría en Negocios en el IPADE, en Ciudad de México. Tras esta última experiencia académica, comenzó a desarrollar su marca en otoño de 2016.

“Empecé a desarrollar la idea en una incubadora que se llama Founder Institute. Se hizo un estudio de mercado, estructura de costos, marca, diseño, el desarrollo del sabor, de las fórmulas… eso más o menos duro un año. Luego, tardé un año en encontrar un maquilador, un embotellador adecuado. Ya a partir de diciembre de 2018, sale Félix al mercado”.

Si bien, Roberto es de los emprendedores que no se lanzan simplemente al vacío, sino que estudian y analizan antes de tomar decisiones, eso no lo ha exentado de enfrentar situaciones difíciles. De todo ese compilado de experiencias que hasta el momento ha vivido, dice que su mayor aprendizaje es el de estar consciente de que siempre va a haber problemas, pero el cómo los resuelves es lo que hace la diferencia. No hay que paralizarse; hay que tomar decisiones, actuar y saber cómo comunicarse (negociar) con las personas.

“Empezamos a trabajar con un maquilador que no pasteurizaba y nos arriesgamos a hacer la producción sin pasteurización. Lo que sucedió es que se fermentó la producción completa, una de nuestras primeras producciones, donde los recursos estaban aún más limitados que ahora y, ni modo, a seguirle. Ese fue como de los momentos más difíciles en toda la producción”, cuenta.

“No es refresco, es schorle”

El nombre de la marca, Félix, fue elegido por Roberto en honor a su hermano menor, quien se llama de la misma manera. Él lo acompañó durante 6 meses en el desarrollo de su idea de negocio, sobre todo en el tiempo en el que estaban eligiendo las fórmulas de los sabores. Para Roberto, es un nombre fácil de recordar y que en latín significa “feliz o afortunado”, adjetivos que le van muy bien a los sabores y colores que contienen las pequeñas botellas de la marca.

“Manzana fue el primer sabor porque es el schorle tradicional de Alemania, entonces ese es el que yo conocía, me encanta y dije vamos hacer uno de manzana. Luego, fue el de guayaba, también porque me encanta y porque no hay refrescos de guayaba. Esos fueron los primeros sabores, luego ya llegaron el de mandarina, frambuesa y maracuyá”.

El emprendedor mexicano dice que el siguiente paso para Félix es tener presencia en más partes de la República: aumentar el número de distribuidores y llegar a tiendas de autoservicio. Y luego, exportar a EUA. A su favor está que las schorlen son un producto saludable y local, dos aspectos que cada vez más los consumidores toman en cuenta.

“La gente poco a poco va hacia la tendencia de comprar productos saludables: natural, saludable, sin azúcar añadida… Nosotros estamos apostando por eso. Además de que también vamos hacia la tendencia del consumo local, por eso nos esforzamos para que todo sea mexicano”, apunta.

La fórmula para el éxito según Roberto: “Si tienes un buen producto con un buen precio, y ese producto va a tener demanda, aviéntate”.

Prueba todos los sabores de Félix en Cebada Store Station (Guadalupe Montenegro #1975, Colonia Americana; Gdl., Jal.) y no olvides seguirnos en Instagram para conocer más sobre los creadores de las bebidas que distribuimos.

CategoriesRostros Cebada StoreStation

Daniel Cesari, el jefe cervecero enamorado de Colima

Daniel Cesari es un cervecero forjado por la adversidad. Su amor por la chela y su historia como creador de esta comenzó con la escasez de productos básicos en Venezuela, donde antes residía. Poco a poco, tras estudios y viajes que lo llevaron a trabajar en cervecerías, lo que inició como un hobby se convirtió en su pasión profesional.

“Debido a que mi padre es italiano, ya en casa hacíamos licores y, por alguna razón, mi hermano vivía de eso y un día me dijo: por qué no haces cerveza. En ese tiempo, ya comenzaban a cortar las importaciones, así que ya no se encontraba absolutamente nada y la cerveza escaseaba. Cuando ya no había productos, yo hacía mi pan, mi jabón y me puse a ver cómo se hacía cerveza en YouTube y después me puse a conseguir malta de Colombia”, cuenta Daniel.

Sus primeros consumidores fueron sus amigos, pues llevaba las chelas que producía a fiestas, y aunque al principio ellos no estaban muy convencidos de aquel producto, con el tiempo les gustó y hasta logró hacer algunas ventas a bares. Lamentablemente, la complicada situación en Venezuela provocó que Daniel migrara y así fue como llegó a Irlanda, donde continuó con sus estudios cerveceros y logró entrar a trabajar a cervecerías como Rye River Brewing Company, con la cual colaboró por 5 años.

“Soy cervecero certificado por la IBD de Londres y ya tengo más de 12 años haciendo cerveza. Primero como todo el mundo en casa, poco a poco, hasta completar mis estudios de cervecero y luego ya gerenciar cervecerías de 50 mil hectolitros anuales”.

Cesari llegó a México hace aproximadamente cuatro años y desde su llegada ha estado trabajando en Cervecería de Colima, donde dice sentirse muy a gusto, y aunque no es propiamente colimense, parece compartir y estar totalmente de acuerdo con la esencia de la cervecería, con ese: “Nos gusta mucho ser de aquí”.

“Colima es una preciosura. Tengo la suerte de que me fue bastante bien, aprendí un buen de cosas y eso me permitió salir de allá y venirme a un país mucho más sólido, a un lugar con una mejor calidad de vida. Aparte, el estado de Colima es una joya, está la playa, lagunas y en la ciudad hay de todo. Estoy enamorado de este lugar”.

“Una bendición ser cervecero”

Antes de ser cervecero, Daniel se desarrolló profesionalmente como ingeniero electrónico y gastrónomo (chef de cocina internacional), lo que dice le ha dado ese toque distintivo en el mundo cervecero.

“Tengo todo ese gusto por la cocina y su pasión. Trabajé muchísimos años en el área de cocina, donde hay que cuidar los sabores, desarrollas un gusto por las cosas bien hechas, pones atención a los detalles, buscas como hacerlo bonito. Pero también tengo todo lo de sonido y electrónico, trabajé muchos años en las industrias del audio y las acústicas, gerencié canales de televisión. Creo que el mundo de la cerveza es la mezcla perfecta de esos dos mundos: la gastronomía y el paladar, lo rico mezclado con toda esa parte de la ingeniería, de maquinarias, de saber llevar procesos”.

Cuenta que, entre los estilos de cerveza, su preferido es el de las stouts, gusto que desarrolló en Irlanda, donde son muy fanáticos de ese tipo de chelas. Pero más allá de estilos, él busca que las cervezas sean sabrosas.

“La cerveza no tiene que ser perfecta, tiene que ser sabrosa. Nosotros no hacemos cerveza para cumplir lo que dice el librito de cómo se hace la cerveza. Obviamente te tienes que aprender las cosas para aprender a manipular tu producto, para llevarlo a donde tú quieras. Pero también este es un tema de sabor, eso lo aprendes mucho en cocina. […] He aprendido las técnicas cerveceras en función de qué sabor dan, porque no es lo mismo aprenderse una cerveza sin saber: a la hora de cocinarlo tienes que saber cómo quieres que sepan y saber exactamente qué sucederá si cambio una temperatura, si cambio una sal. Tienes que hacer pruebas. Eso me enseñaron los maestros cerveceros y jefes cerveceros a mí, y eso es los yo enseño aquí en Colima”.

Con respecto a su trabajo en Cervecería de Colima, el cervecero dice sentirse muy satisfecho (Colima cuenta con 4 cervezas premiadas), pues ha logrado superar sus expectativas, aunque ha sido todo un reto para él trabajar junto con todo el equipo de Colima para crecer su producción de cerveza artesanal y formar a nuevos cerveceros.

“La gran labor ha sido, más que todo, crear cerveceros. En otros países eso ya no es problema. Mi equipo en Irlanda todos eran graduados en la IBD o eran cerveceros que teníamos de Bélgica; aquí es un trabajo más fuerte porque creamos cerveza en un mundo nuevo. Aun así, pienso que hemos logrado esparcir un poco esa cultura cervecera y llevar a México a otros lugares”.

¿Ya probaste las chelas de Cervecería de Colima? En Cebada Store Station las encontrarás todas, así que no olvides pasar por nuestra tienda virtual. Síguenos en Instagram para conocer más sobre el mundo de la cerveza.

CategoriesRostros Cebada StoreStation

Arriesgarse en nombre de la cerveza: Principia y su jefe cervecero

En ocasiones, los caminos más insospechados son los que ponen frente a nosotros a las personas correctas, a los proyectos en los que más creceremos y nos dan la oportunidad de desarrollar talentos que quizá desconocíamos. Para Germán Alí Morales Medina, cervecero principal de Cervecería Principia, el trabajar en “El Depósito” (tienda de cervezas artesanales) lo llevó a conocer a quienes se convertirían más tarde en sus socios y juntos lograrían echar a andar una de las cervecerías más premiadas actualmente.

“Cuando conocí a José Alberto y Fernando, ellos ya estaban caminando el proyecto. Habían conseguido un equipo para hacer cerveza y tenían en la mira el poner una cervecería eventualmente. Por curiosidad, les pregunté si me permitían hacer cerveza con ellos y logramos una buena relación. Empezamos a hacer cerveza cada 15 días y comenzamos a competir. Nos fue muy bien y lograr medallas, así pudimos conseguir una inversión para materializar lo que hoy es Principia”.

Ahora, Alí es parte de una cervecería artesanal que tiene 6 chelas premiadas por distintos concursos profesionales cerveceros y que está a punto de lanzar una colaboración con Cervecería de Colima.

Obsesionarse con la cerveza hasta lograr la perfección

Como cervecero, Alí menciona que aquello que lo distingue es el gusto por experimentar con ingredientes y el aprendizaje constante, pues para él es vital seguir ampliando y construyendo su conocimiento con el fin de hacer mejor su trabajo y crear cheves de calidad.

“Me obsesiono con una cerveza hasta que la cerveza me queda justo como quiero. Tengo muy presente que el experimento puede que se repita en varias ocasiones y que yo esté corrigiendo algo de ese experimento durante un buen tiempo; pero eso me gusta hacerlo por el hecho de aprender, porque aprendo cosas que puedo aplicar en otras cervezas. Siempre tengo en la cabeza qué pude haber hecho mejor y qué podría ser mejor”.

Las cervezas ácidas y las lager son sus chelas favoritas en este momento, pero dice que cuando se trata de crear una cerveza busca “que sean discretas y complejas, es decir, que si uno le busca, tenga una armonía, tenga muchísimas características; pero que sean muy sutiles, que no saturen, no confundan o distraigan debido a que se expresen de forma exagerada. Que sean bebidas que te puedan acompañar, pero a las que puedas encontrarles muchos detalles”.

Aunque no le gusta comparar sus creaciones cheleras entre sí porque son todas muy diferentes y cada una de ellas tiene un gran significado en su carrera, comenta que su consentida es la Craft Pilsner por lo premiada que ha sido y la respuesta inicial tan positiva que tuvo por parte de los amantes de la cerveza artesanal.

“Cervecería Principia se caracteriza por la diversidad de nuestra oferta y por lo arriesgados que somos jugando con los ingredientes, aunque nuestro ingrediente consentido es el lúpulo”.

Una colaboración que sabe a Colima y Monterrey

Sobre la colaboración que Principia ha lanzado con Cervecería de Colima, Alí comenta que ellos decidieron acercarse a sus compañeros de industria debido a que admiran su trabajo y lo que comunican.

“Yo trabajé con el jefe cervecero de Colima y yo le sugerí hacer una American Pale Lager, porque ese estilo no es común. Para la cerveza, me inspiré en Páramo, que es la Pale Ale que tienen ellos, y en Colimita y Cayaco, que son sus cervezas insignia. Quería combinar eso con lo que hemos hecho nosotros recientemente que es jugar con fruta y lúpulo”, explica el cervecero.

El resultado es una chela refrescante, fácil de beber y que tiene buen carácter de malta, fruta y lúpulo. Su amargor es contundente y la acompaña esa acidez tan característica de la ciruela.

“Nos salimos de nuestra zona de confort ambas cervecerías. La receta proviene de esta inspiración del trabajo que ya ha hecho Colima, obviamente confeccionado por ambas cervecerías, y es un coctel de sabores, entre los ésteres de la fermentación lager, el carácter intrínseco de esa fermentación, la bebilidad que le da, la selección de cereales que utilizamos, el lúpulo que usamos, la fruta y lo que le da la fruta. Todas esas dimensiones en una cerveza refrescante”.

La cerveza tiene una buena mezcla de cereales para darle notas de pan, además de arroz que profundiza su carácter bebible y ligero. Fue hecha con un lúpulo cítrico tropical, que es muy expresivo, y la ciruela fue elegida para darle mucho más color y porque complementa muy bien al lúpulo. La levadura lager se escogió para la limpieza de la chela.

“Lo que más me gustó de trabajar con Cervecería de Colima es que son sumamente profesionales y tienen un enorme conocimiento. Ese conocimiento lo compartieron con nosotros con mucho gusto. Son muy rigurosos y meticulosos, pero a la vez muy cálidos y humanos. Yo sé que esta relación va a perdurar y se va a fortalecer”, finaliza Alí.

No te pierdas estas chelas de colaboración, las cuales podrás encontrar en la tienda online de Cebada Store Station y en la tienda física ubicada en el corazón de Guadalajara (José Guadalupe Montenegro 1975, Col. Americana). Síguenos también en Instagram.

CebadaCategoriesRostros Cebada StoreStation

Una cheve en el brazo y otra en el corazón

Conoce a Mario Alberto Castellanos Madrigal asesor de ventas y especialista en cerveza, tiene ya 3 años siendo parte de en Cebada Store Station. Además de encargarse de las ventas, también es responsable de las capacitaciones del equipo y las activaciones para la tienda como catas y destapes cheleros.

Su relación con la cerveza

Antes de Cebada, Mario trabajó en una cervecería durante 7 años, donde aprendió desde los diferentes estilos de cheve hasta cómo hacerla. Todo lo aprendido durante este tiempo inmerso en el refrescante universo cervecero y sus 10 años disfrutando la cerveza lo convierten en el especialista chelero favorito de Cebada.

Su camino en Cebada

Para Mario, el trabajar en Cebada Store Station fue como entrar a otro mundo, si bien tenía ya experiencia en el campo chelero, solamente había trabajado para una marca y ahora lo hace con una diversa cantidad de marcas y estilos diferentes de cerveza.

Me gusta la cerveza, probar muchos estilos… Cuando me invitan a trabajar aquí se me abrió otro mundo, porque allá era una sola marca aquí son muchas marcas, muchos estilos que probar y conocer. Me gusta seguir aprendiendo.

Para él acoplarse a Cebada fue fácil, ya que él y todo el crew logró hacer una buena unión y trabajar en equipo para cumplir con los objetivos planteados y seguir aprendiendo a la par unos de otros.

Además de expandir sus conocimientos cerveceros, para Mario el trabajar con Cebada le ayudó a ser una persona más social, al estar en contacto constante con restauranteros, dueños de bares y otros cerveceros, lo hizo disfrutar mucho de abrirse y platicar con más personas del ramo y de otros medios.

Es bonito sentarse en una barra, tomarse una cheve y echarse una buena plática.

¿Qué valora un chelero de corazón de Cebada?

1. Las Garantía en las buenas cervezas. No es cualquier cerveza, son las mejores.

2. La mejora continua. En procesos de atención, experiencia y oferta de productos.

3. La diversificación de bebidas. Además de la cerveza hay bebidas sin alcohol como la kombucha y schorle.

Sus Hobbies

  1. La cerveza
  2. Jugar Assassin’s Creed y Resident Evil en su Xbox One
  3. Es aficionado al Atlas

Proyectos a futuro en Cebada Store Station

Continuar creciendo en Cebada y a la par poner un restaurante donde se ofrezcan cervezas artesanales.

Vente a disfrutar de buena plática y excelente variedad de cheves con nosotros 📌 Guadalupe Montenegro #1975, Colonia Americana, Gdl, Jal.

Cebada Store Station TeamCategoriesRostros Cebada StoreStation

Los tres cheleros que te harán vivir la experiencia Cebada

Cebada Store Station cuenta con un súper team lleno de vitalidad y juventud. Melanie, Dani y Luis son las caras de Cebada, su sed de conocimiento chelero y las ganas de brindarle una experiencia única a cada cliente los reunieron en el mismo lugar. Conozcamos más sobre ellos.

Melanie Michel Rodríguez

Atención al cliente

Tiene ya 6 meses en Cebada Store Station, Melanie valora las ganas de compartir conocimientos con los demás y de seguir aprendiendo dentro y fuera del local.

Anécdota Cebada

El ambiente Cebada para ella es compartir con personas más grandes diferentes vivencias y experiencias, qué todos son diferentes pero terminan uniéndose en un mismo grupo por el gusto a la cerveza.

Cheve favorita de Cebada
  • Madueño Twin Mafia.
  • Le agradan las NEIPA y en general la cerveza amarga.
Proyectos a Futuro en Cebada Store Station

Seguir con la atención a la gente y aplicar los conocimientos de la carrera en Desarrollo de Software, que actualmente estudia, desarrollando un sistema para mejorar los procesos tecnológicos.

Francisco Miguel Michel Rodríguez (alías el Ñiañiz)

Gerente en tienda

En sus 4 meses dentro de Cebada, Dani disfruta mucho de “la buena vibra de la cerveza”. Enseñarle a la gente la diversidad de estilos de cheve que existen y  ayudarlos a tener una buena experiencia. Valora mucho el servicio al cliente.

Anécdota Cebada

La primera vez que abrimos hasta tarde yo estaba en la tienda a las 7pm, y de la nada llega un chavo me lo hice amigo, nos pusimos a platicar se tomó unas chelitas y luego llegaron unos chavos, me piden si les podía hacer una cata y acepté. Después llegó más y más gente, llegó un momento en el que habíamos 15 personas y pues dije: ya que hay que quedarnos hasta la hora que se pueda. Fue un día muy divertido y fue uno de los mejores días en tienda.

Cheve favorita de Cebada
  • Las cervezas estilo Sour , por el perfil cítrico y frutal.
  • Cerveza favorita Spectra de Cervecería Principia.

Spectra de Principia fue la cheve que me marcó, ya que fue la primera cheve artesanal que probé y cambió mi perspectiva de las cervezas artesanales.

Proyectos a Futuro en Cebada Store Station

Tener más tiendas de Cebada para llegar a más personas.

José Luis González Talamantes

De todo un poco.

José Luis disfruta mucho de la buena vibra de Cebada Store Station, ya que para él todos son muy accesibles y buena onda, le agrada aprender y convivir con cada uno de ellos. 

Cheve favorita de Cebada

Piedra Lisa de Cervecería de Colima.

Proyectos a Futuro en Cebada Store Station

Tener más puntos de distribución, tener más tiendas.

¡Vente a tomarte unas con ellos! Te esperamos en 📌 Guadalupe Montenegro #1975, Colonia Americana, Gdl, Jal.

CategoriesRostros Cebada StoreStation

Cervecería de Colima: la esencia colimense en una botella (o lata)

Su nombre lo dice y su eslogan (“Nos gusta mucho ser de aquí”) lo reafirma: Cervecería de Colima ama su terruño. Y ese amor que tiene por su tierra, lo refleja en cada una de sus chelas, las cuales están inspiradas en todo aquello que caracteriza a ese pequeño estado costero del Pacífico: sus leyendas, su clima, su geografía, su fauna y flora, su gente, su modo de vida.

“Con cada una de nuestras cervezas buscamos transportar a la gente a lo que es Colima. Al ritmo de vida, a la vibra que se vive, a lo verde y lo tropical. Uno de los pilares más fuertes que tenemos dentro de la esencia de la marca es el orgullo por lo local, por eso nuestras cervezas cuentan algo sobre nuestro estado”.

Adriana Haro de la Torre, directora de marketing y comunicación de Cervecería de Colima.

Así es que, en cada lata que abres o en cada botella que destapas, no sólo te estás bebiendo una buena cerveza, sino también estás conociendo un pedacito de Colima. Por eso, no es raro que las chelas de esta marca se caractericen por ser refrescantes (la entidad es conocida por su calor húmedo y sofocante) y por tener aromas de frutas tropicales y cítricas.

Pero Cervecería de Colima no solamente se distingue por sus buenas cervezas (varias de ellas han ganado premios nacionales e internacionales), sino también por sus colaboraciones y su trabajo en pro del medio ambiente.

Una historia, una chela

La primera cerveza de esta marca fue Colimita (su chela más premiada) y su creación más reciente es Río de Lumbre. En total, cuentan con 6 cervezas de línea, 2 de temporada y 1 de celebración, las cuales puedes encontrar en Cebada Store Station. Sobre cada una de ellas, Adriana cuenta su historia.

Colimita. Es la forma cariñosa (en diminutivo) de decirle a Colima. Es la representación tropical de una lager alemana; muy fiel a su estilo, pero con toques tropicales en el manejo de los lúpulos. Si buscas una cerveza altamente bebible y muy refrescante para los calores del Trópico, ésta es la ideal.

Páramo. Su segunda cerveza en llegar al mundo, una american pale ale con aromas tropicales, cítricos y pasifloras. Está inspirada en la Comala de Juan Rulfo, de su novela Pedro Páramo. Es una cerveza muy clásica pero tropical.

Ticús. Es una chela oscura, una porter ligera y compleja al mismo tiempo. Es de color café tostado, con una espuma color crema y tiene notas a corteza de pan, frutos secos, chocolate y café. Se inspira en un ave del Trópico que es prima del cuervo. De hecho, la palabra “ticús”, como se conoce al ave, es un regionalismo.

Cayaco. Cerveza light con tan solo 95 calorías. Su nombre proviene de una palma muy alta que crece en la región de Colima, la palma de Cayaco. Se inspira en la sombra fresca de esta palmera. En su elaboración se utiliza arroz de la región para darle un toque todavía más limpio y refrescante. El sabor de la malta resalta con un aroma más floral.

Piedra Lisa. Esta session IPA se inspira en una leyenda local: la piedra lisa es una piedra volcánica enorme que fue expulsada en alguna de las erupciones volcánicas de hace muchos años y cayó en el centro de la ciudad. La leyenda dice que cualquier persona que resbale por la piedra lisa está destinada a volver o casarse con un colimense. Esta idea de regreso la retoma la cerveza porque se buscaba hacer una IPA que se pudiera disfrutar más de una vez. Tiene una baja graduación alcohólica y el amargor es menos invasivo, es muy floral y cítrica, con notas a mango, guayaba y toronja.

Río de Lumbre. Esta IPA de la costa oeste está inspirada en la experiencia de vivir bajo uno de los volcanes más activos de América del Norte (de ahí su nombre). Tiene aromas muy tropicales como piña, mandarina y coco.

Marabasco (cerveza de temporada). Una american weath ale, ideal para tomar con el calor de primavera, sobre todo con el calor de Colima. Es turbia, así que hay que agitarla un poco porque los sedimentos de la levadura se van al fondo de la botella.

Cabañuela (cerveza de temporada). Un estilo del invierno alemán, que combina maltas que aportan aroma y caramelo para una cerveza profunda. Con notas a cáscara de naranja agria, se puede tomar con casi toda la comida navideña que se prepara en México, como el pavo o los romeritos.

Colimota (cerveza de celebración). “Conforme cumplimos años, vamos cambiando el número. En esta ocasión, sería Colimota 7 y también cada año hacemos un estilo diferente”. Así que atentos, porque se viene una velita chelera más para esta marca.

“Nos gusta mucho ser anfitriones”

Con sus chelas queda muy claro que Cervecería de Colima ama su tierra y que le gusta compartirla, que los demás la conozcan. Y eso se extiende a sus colaboraciones, porque a ellos también les gusta ser anfitriones: invitar a otras cervecerías a conocer y disfrutar Colima.

“A esto le llamamos sesiones. Hemos hecho sesiones volcánicas, con cervezas que tienen el tema del volcán; cervezas con el tema del trópico; cervezas con frutas tropicales. Hicimos una sesión con tema del Pacífico e invitamos a cervecerías que tuvieran algo que ver. Entre ellas estuvo una de Japón, que tuvo como resultado una cerveza con ingredientes de ese lugar del mundo. Idealmente las hacemos una vez al año”.

Además de estas sesiones, la marca tiene otras colaboraciones con un carácter más social. La primera es Vale Bale, cerveza hecha junto con Yakima Chiefs Hops, Bale Breaker Brewing Co. y Cerveza Loba, cuyas “utilidades se van para apoyar a los migrantes que están en la cosecha y producción de lúpulos en EUA, que buena parte de ellos son de Jalisco y Colima”. Y la segunda es el proyecto Impetuosa, “una colaboración entre mujeres para crear una cerveza que conmemore el 8 de marzo y que represente la búsqueda del cambio en la industria para que esta sea más equitativa en cuanto a género”.

Comprometidos con el medio ambiente

Como buenos enamorados de lo colimense, Cervecería de Colima cuida y protege su estado. Es una empresa comprometida con el medio ambiente e incluso cuenta con un departamento enfocado únicamente a la sustentabilidad.

Ha logrado, por ejemplo, reciclar cerca del 90% de sus residuos; contar con un centro de acopio de vidrio (el cual integra a sus procesos de producción) y con un centro de captación de agua, el cual hace que no disponga del líquido vital proveniente de pozos durante tres meses; tener una política de cero unicel dentro de la planta; y ser la cervecería artesanal más eficiente en cuanto al uso del agua.

Pero ahí no acaba su compromiso, pues también ha puesto en marcha un proyecto para reverdecer la zona norte de Colima, que es la principal captadora de agua en la entidad. Por medio de “Volcán de Fuego, Montaña de Agua”, la cervecería ha implementado diversas acciones para la reforestación, mantenimiento y seguimiento de las áreas verdes. Por cierto, ya ha logrado reforestar 2021 hectáreas.

“Plantamos diferentes especies de árboles que permitan una mejor captación de agua hacia los acuíferos. También estamos en comunicación con las comunidades cercanas para que mejoren sus prácticas pastoriles, y tenemos corredores biológicos”.

¿Qué sigue?

Los planes de Cervecería de Colima son varios. El primero es la celebración de su aniversario, para el cual se viene la creación de Colimota 7; pero también buscan seguir impulsando el proyecto de Impetuosa y retomar sus sesiones de colaboración (que por la pandemia debieron detenerse).

Para seguir cuidando de su estado, ya están en pláticas con otras empresas para sumarlas a su proyecto de reforestación y ampliar la meta de hectáreas reverdecidas.

Por último, tienen en la mira la ampliación de su Club Colima, suscripción para conocer y probar cervezas experimentales, y el posicionamiento de sus nuevas bebidas: hardseltzer Mauka y agua de volcán Lahar.

“La pandemia sin querer nos abrió muchas puertas con estos nuevos hábitos de consumo. Hizo que muchas personas le dieran una oportunidad a las cervezas artesanales por primera vez, y nosotros les dimos una buena bienvenida”, cierra Adriana.

Encuentra todas las chelas de Cervecería de Colima en Cebada Store Station. Visítanos en la tienda física en Guadalupe Montenegro #1975, Colonia Americana, Gdl., Jal. Y síguenos en Instagram para conocer más historias de nuestra tribu cervecera.

kombucha belotCategoriesRostros Cebada StoreStation

Alexandre Bertin, fundador de Kombucha BELOT

Alex nació en Besanzón, Francia, es ingeniero civil de profesión, pero toda su vida tuvo un guiño con la comida. Trabajo como mesero y repartidor de comida, en EUA y Francia.

Gracias a que uno de sus amigos franceses lo invitó al bautizo de su hija, llegó a Guadalajara y fue amor a primera vista. Tiene ya 11 años ahí, viviendo ahora con su esposa e hija.

La Primera Kombucha en Guadalajara

Desde niño, Alex tuvo un acercamiento con la salud de manera natural, ya que su madre, homeópata de profesión,  lo encaminó a esa visión alternativa.

En una visita a en San Francisco probó la kombucha por primera vez. Después de tres días de consumirla su salud intestinal mejoró bastante y ¡quedó fascinado!

Regresando a México empezó a hacer kombucha en casa, cuando le quedaba un excedente lo ofrecía por vaso en un puesto de crepas donde trabajaba. Los clientes empezaron a preguntar si podían llevársela embotellada para disfrutarla en casa, y así fue como se convirtió en ¡la primera kombucha de Guadalajara!

“Me han llegado cosas buenas en los momentos más adecuados, sin buscar”

El nombre BELOT es un homenaje a su abuelo materno, ya que al tener solo hijas, su apellido iba a quedar en el olvido, pero gracias a su nieto Alexandre ahora BELOT es sinónimo de un legado de bienestar.

El proceso industrial de una kombucha artesanal

Este proyecto natural se ha ido fermentando de una manera muy orgánica.

La esposa de Alex, realizó sus estudios en el área de desarrollo de empresas alimenticias, por casualidad durante su maestría conoció a una Dra. en investigación de productos alimenticios, quien tomó BELOT como su proyecto piloto, aportando normas y reglas de control de proceso para “estandarizar” la kombucha.

“La evolución ha sido constante, llegar una kombucha que no tuviera esta sensación avinagrada, muchos estudios para llegar al control de proceso no solo en la receta, también los parámetros de temperatura, calidad de agua, humedad, hasta tenemos música clásica en el laboratorio porque tiene un beneficio, comprobado científicamente, en las bacterias”.

Filosofía BELOT y CEBADA

Cuidar del planeta mientras cuidamos de nuestra microbiota. BELOT busca reducir contaminantes en todo sus procesos, desde el embotellamiento con envases retornables hasta el manejo de agua con reciclado y compostar con un tercero sus residuos orgánicos.

Es por eso que a finales del 2020, cuando Alex consideró un buen momento para tener más presencia, llegó Cebada como un aleado con la misma visión y filosofía.

Planes a futuro


1. Convertirse en una kombucha local para consumo local, haciendo su circuito de distribución más corto.

2. Abrir una plataforma que le dé voz a científicos dedicados al cuidado de la microbiota.

3. Mejorar los estándares de producción y proponer sabores de temporada. 

Disfruta de todos los sabores de Kombucha BELOT con nosotros, te esperamos 📌 Guadalupe Montenegro #1975, Colonia Americana, Gdl, Jal.

CategoriesRostros Cebada StoreStation Tribu cervecera

Graciela Talamantes, administradora en Cebada Store Station

Al igual que miles de mujeres, Grace forma parte del universo de la cerveza. Su carrera y su espíritu entusiasta son un ejemplo para todas las que quieren formar parte de este mundo.

Llegó para realizar la cobranza, 4 años después terminó siendo uno de los pilares más importantes de CSS.

Originaria de Nayarit, se mudó a Guadalajara a estudiar la preparatoria y se sintió identificada con la comodidad de la ciudad. Sin perder su esencia nayarita, ella ya se siente más tapatía.

Grace es un alma joven que se lleva increíble con sus sobrinos y además, es madre de un adolescente de 19 años, con quien comparte la pasión por la cerveza artesanal.

“Desde chico nos acompañaba a festivales, nos ayudaba siempre en el almacén a mover cajas, entregar pedidos, es parte del equipo”.

Conforme fue incorporándose, se ampliaron sus funciones. Además de la cobranza se fue integrando al desarrollo del proyecto en la parte ejecutiva, la adquisición de nuevas marcas, la interacción con el equipo de ventas, los clientes y en el apoyo a sus compañeros.

Un ambiente de diversidad

Para Grace el trabajar en Cebada ha sido una fuente de crecimiento profesional y personal, ya que ha logrado romper paradigmas y sobretodo disfrutar cada día de su trabajo. El ambiente que se respira en Cebada es de diversidad, oportunidad y trabajo en equipo, sin importar género, preferencias o edad, teniendo siempre la idea clara de satisfacer al cliente, y una filosofía de responsabilidad social, ecológica e histórica, de respaldo.

CervezaHistoria humana que se puede beber

Para la administrativa de Cebada, la cerveza evoca momentos de gusto, goce, felicidad y disfrute.

“La cerveza nació como un alimento y ahora tal vez alimenta más el espíritu que el cuerpo. El mundo de la cerveza es una manera diferente de conocer etapas interesantes de la historia, nos muestra el desarrollo de la humanidad desde una óptica más disfrutable.”

Chit – Chat Cervecero

Cerveza Favorita de CSS

“Lágrimas Negras de Ramuri, ideal para acompañarla con un brownie mientras disfrutó de una película”.

Si fueras una cerveza, ¿cuál serías?

“Una stout , porque tiene una consistencia quemada que disfruto mucho, seguramente tiene que ver con algo de mi esencia, me gustan los sabores intensos”

Por último, ¿qué prefieres?

PerroGato

Cerveza en BotellaLata

Cerveza con amigosSola

Con comida – sin comida Ambas

AleLager