CategoriesRostros Cebada StoreStation

Daniel Cesari, el jefe cervecero enamorado de Colima

Daniel Cesari es un cervecero forjado por la adversidad. Su amor por la chela y su historia como creador de esta comenzó con la escasez de productos básicos en Venezuela, donde antes residía. Poco a poco, tras estudios y viajes que lo llevaron a trabajar en cervecerías, lo que inició como un hobby se convirtió en su pasión profesional.

“Debido a que mi padre es italiano, ya en casa hacíamos licores y, por alguna razón, mi hermano vivía de eso y un día me dijo: por qué no haces cerveza. En ese tiempo, ya comenzaban a cortar las importaciones, así que ya no se encontraba absolutamente nada y la cerveza escaseaba. Cuando ya no había productos, yo hacía mi pan, mi jabón y me puse a ver cómo se hacía cerveza en YouTube y después me puse a conseguir malta de Colombia”, cuenta Daniel.

Sus primeros consumidores fueron sus amigos, pues llevaba las chelas que producía a fiestas, y aunque al principio ellos no estaban muy convencidos de aquel producto, con el tiempo les gustó y hasta logró hacer algunas ventas a bares. Lamentablemente, la complicada situación en Venezuela provocó que Daniel migrara y así fue como llegó a Irlanda, donde continuó con sus estudios cerveceros y logró entrar a trabajar a cervecerías como Rye River Brewing Company, con la cual colaboró por 5 años.

“Soy cervecero certificado por la IBD de Londres y ya tengo más de 12 años haciendo cerveza. Primero como todo el mundo en casa, poco a poco, hasta completar mis estudios de cervecero y luego ya gerenciar cervecerías de 50 mil hectolitros anuales”.

Cesari llegó a México hace aproximadamente cuatro años y desde su llegada ha estado trabajando en Cervecería de Colima, donde dice sentirse muy a gusto, y aunque no es propiamente colimense, parece compartir y estar totalmente de acuerdo con la esencia de la cervecería, con ese: “Nos gusta mucho ser de aquí”.

“Colima es una preciosura. Tengo la suerte de que me fue bastante bien, aprendí un buen de cosas y eso me permitió salir de allá y venirme a un país mucho más sólido, a un lugar con una mejor calidad de vida. Aparte, el estado de Colima es una joya, está la playa, lagunas y en la ciudad hay de todo. Estoy enamorado de este lugar”.

“Una bendición ser cervecero”

Antes de ser cervecero, Daniel se desarrolló profesionalmente como ingeniero electrónico y gastrónomo (chef de cocina internacional), lo que dice le ha dado ese toque distintivo en el mundo cervecero.

“Tengo todo ese gusto por la cocina y su pasión. Trabajé muchísimos años en el área de cocina, donde hay que cuidar los sabores, desarrollas un gusto por las cosas bien hechas, pones atención a los detalles, buscas como hacerlo bonito. Pero también tengo todo lo de sonido y electrónico, trabajé muchos años en las industrias del audio y las acústicas, gerencié canales de televisión. Creo que el mundo de la cerveza es la mezcla perfecta de esos dos mundos: la gastronomía y el paladar, lo rico mezclado con toda esa parte de la ingeniería, de maquinarias, de saber llevar procesos”.

Cuenta que, entre los estilos de cerveza, su preferido es el de las stouts, gusto que desarrolló en Irlanda, donde son muy fanáticos de ese tipo de chelas. Pero más allá de estilos, él busca que las cervezas sean sabrosas.

“La cerveza no tiene que ser perfecta, tiene que ser sabrosa. Nosotros no hacemos cerveza para cumplir lo que dice el librito de cómo se hace la cerveza. Obviamente te tienes que aprender las cosas para aprender a manipular tu producto, para llevarlo a donde tú quieras. Pero también este es un tema de sabor, eso lo aprendes mucho en cocina. […] He aprendido las técnicas cerveceras en función de qué sabor dan, porque no es lo mismo aprenderse una cerveza sin saber: a la hora de cocinarlo tienes que saber cómo quieres que sepan y saber exactamente qué sucederá si cambio una temperatura, si cambio una sal. Tienes que hacer pruebas. Eso me enseñaron los maestros cerveceros y jefes cerveceros a mí, y eso es los yo enseño aquí en Colima”.

Con respecto a su trabajo en Cervecería de Colima, el cervecero dice sentirse muy satisfecho (Colima cuenta con 4 cervezas premiadas), pues ha logrado superar sus expectativas, aunque ha sido todo un reto para él trabajar junto con todo el equipo de Colima para crecer su producción de cerveza artesanal y formar a nuevos cerveceros.

“La gran labor ha sido, más que todo, crear cerveceros. En otros países eso ya no es problema. Mi equipo en Irlanda todos eran graduados en la IBD o eran cerveceros que teníamos de Bélgica; aquí es un trabajo más fuerte porque creamos cerveza en un mundo nuevo. Aun así, pienso que hemos logrado esparcir un poco esa cultura cervecera y llevar a México a otros lugares”.

¿Ya probaste las chelas de Cervecería de Colima? En Cebada Store Station las encontrarás todas, así que no olvides pasar por nuestra tienda virtual. Síguenos en Instagram para conocer más sobre el mundo de la cerveza.