CategoriesHealthy Drinks

Schorle, ¿es lo mismo que el refresco?

No es de extrañar. México es el primer consumidor de refrescos en el mundo, según datos de la Universidad de Yale, con un promedio de 163 litros por persona al año. Y no es de extrañar, si lo pensamos detenidamente y vemos que, para la mayoría de nosotros, el consumo frecuente de estas bebidas se normaliza desde nuestra infancia. Incluso, para muchos el dejar de tomarlas es completamente imposible.

Lo peor de esta costumbre es que el consumo de bebidas azucaradas, como el refresco, mata al año 24 mil mexicanos por la ingesta calórica (datos de El Poder del Consumidor). Y de acuerdo con una declaración de Florence L. Theodore, del Instituto Nacional de Salud Pública, que recoge la Gaceta de la UNAM:

“El problema con el consumo excesivo de refrescos o bebidas endulzantes radica en que éstos se asocian con padecimientos como obesidad, diabetes tipo 2, derrames cerebrales, gota, asma, cánceres, artritis reumatoide, enfermedades arteriales coronarias y óseas, problemas dentales y de conducta, trastornos psicológicos, envejecimiento prematuro y adicción”.

Así que, definitivamente, es primordial para cualquier persona eliminar o, por lo menos, disminuir el consumo de estas bebidas; pero para algunos se vuelve imposible lograrlo…

Y ¿qué tal si tuviéramos una opción más saludable?

La cual nos ayudara a disminuir sólo un poco esa ingesta desmedida de refrescos. Pues has de saber que en el país existen varios fabricantes que han desarrollado bebidas gasificadas, dulces y naturales, que no perjudican la salud de los consumidores.

El uso de ingredientes naturales, una producción limitada y la experimentación con sabores son características de estas bebidas artesanales de producción local. Una de esas alternativas se llama schorle. Y no, no es lo mismo que el refresco.

¿Qué es schorle?

Es una bebida tradicional alemana que se logra mezclando jugo de fruta con agua mineral gasificada.

Los productos de la primera marca de schorle mexicana, Félix, no contienen conservadores, saborizantes, endulzantes o edulcorantes artificiales (componentes que sí lleva un refresco). Así que el dulzor, color y sabor de las bebidas proviene de las frutas naturales que emplean en su producción, las cuales son de diferentes regiones de México: manzana de Chihuahua, guayaba de Michoacán, mandarina de Colima, frambuesa de Jalisco y maracuyá de Veracruz.

Así que una schorle es una bebida gasificada, natural, nutritiva y refrescante (y ya sabes qué características son las que se le escapan a los refrescos).

¿Se te antojó alguno de los sabores de schorle Félix? Encuéntralos todos en Cebada Store Station (José Guadalupe Montenegro 1975, Col. Americana, en Guadalajara) o pídelos al WhatsApp 33 2545 3442.