CategoriesTribu cervecera

¿Cómo catar una cerveza?

Cualquier persona puede aprender cómo catar una cerveza para identificar y apreciar tanto sus cualidades como sus defectos. Así que, contrario a lo que quizá muchos creen, la cata de chelas no se limita a ser un ejercicio profesional o que sólo se lleve a cabo en competencias, ya que puede convertirse en una actividad cotidiana y que con entrenamiento y práctica cualquiera puede perfeccionar.

Así que aquí te dejamos los pasos a seguir para examinar los aromas y sabores de tus cheves favoritas.

Escoge la copa

No puedes catar una cerveza si la bebes directamente de la lata o la botella. Para poder apreciar todos los olores y sabores, necesitas de una copa. Puedes utilizar una copa Teku, la cual fue diseñada especialmente para catar cerveza, o una copa de vino. También puedes utilizar el vaso que cada estilo de cheve tiene.

Ten en cuenta que la cerveza no se cata súper fría. Sí, ya sabemos que así te gustan, bien muertas; pero para este ejercicio necesitamos que esté menos fría. Déjala reposar unos 5 minutos antes de servir, si la acabas de sacar del refri y la notas muy fría.

Es hora de servir

Ya con la chela un poco menos fría, es momento de servirla; pero no vayas a llenar la copa hasta el tope. Lo ideal es que sirvas solo el 30% o menos de la capacidad de la copa o vaso.

Observa

Esta es la fase visual del análisis de la chela. Observa el color de la cerveza, qué tan cristalina es, si es turbia, así como el color de la espuma y sus características (el tamaño de las burbujas, su consistencia y cuánto tiempo perdura).

Un primer vistazo aromático

Ya que notaste todas las características por medio de tu vista, es hora de que tu olfato entre en acción. Hay que hacer una primera y breve olfacción: inclinando tu copa a unos 45°, coloca tu nariz muy cerca de la copa y huele. Esto te ayudará a darte una idea general de lo que es tu cerveza. Vas a tener distintos perfiles: lupulado, maltoso, floral, frutal, etc. Incluso, en esta primera olfacción puede que te percates de algún defecto de la cerveza.

Trata de describir todo lo que percibes: si te viene el aroma de alguna fruta, si huele a malta tostada… Todo lo que puedas describir.

Apertura de copa

Tranquilo si en la primera olfacción no notaste mucho, es normal. Para conocer un poco más del aroma de la chela que estás catando es necesario hacer una apertura de copa: toma la copa del tallo y empieza a hacer con ella algunos movimientos circulares (sin miedo, pero con cuidado). Esto permitirá que percibas más características aromáticas.

Tras la apertura de copa, realiza otra olfacción, la cual puede ser corta o larga, como te acomodes.

Primer trago

Ahora, hay que darle un pequeño trago a la cerveza para enjuagar tu cavidad bucal y humedecerla. Todavía no te preocupes de lo que percibes, porque esto solo sirve para acostumbrar al paladar.

¡A degustar!

Tras el primer trago, bebe pequeños sorbos y resiste la rápida deglución. Deja que la cerveza permanezca lo más posible en tu boca y asegúrate que entre en contacto con tus labios, encías, dientes, paladar y toda la lengua. Traga la cerveza y traga por la nariz. Toma nota sobre las sabores primarios, secundarios y retrogusto.

La impresión general

Ya que la observaste, oliste y probaste, es momento de relajarte y hacer una evaluación general de la cerveza que tienes. Saboréala con tu nariz y tu boca las veces que sea necesario para que puedas evaluarla.

¿Ya quieres empezar a catar cervezas? Date una vuelta a Cebada Store Station, donde contamos con una gran variedad de marcas. Visita nuestra tienda virtual o en Guadalupe Montenegro #1975, Colonia Americana, Gdl., Jal.